Usos y ejemplos de mHealth

Ya hemos hablado en este blog de los beneficios que podría tener para la industria farmacéutica la explotación de los dispositivos móviles como herramientas al servicio del sector salud, o lo que se suele conocer como mHealth.

Ahora es momento de revisar los principales usos del Mobile Health acompañados de ejemplos reales.

  1. Aplicaciones móviles

En España se ha creado el distintivo AppSaludable para el reconocimiento de las buenas prácticas en mSalud. La Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía ha creado este distintivo como un sello de garantía para reconocer aquellas aplicaciones móviles que sean fiables para los usuarios. Os dejamos algunos ejemplos que nos gustan especialmente.

Asistente de RCP. Explica paso a paso cómo actuar ante estas situaciones mediante mensajes visuales y auditivos y, además, facilita la llamada a los servicios de emergencias y proporciona la localización GPS. Disponible en iOS y Android, ¡esta app puede salvar más de una vida!

Lady Pill Reminder. Destinada a usuarias que toman la píldora anticonceptiva, permite el seguimiento del tratamiento e incluye un sistema inteligente de notificaciones para recordar la toma diaria. Esta app es española y por el momento solo está disponible en Android.

iDoctus. Herramienta de consulta y referencia médica en español, exclusivamente para médicos, les ayuda en el diagnóstico y tratamiento de sus pacientes. Cuenta con fuentes científicas veraces e independientes y un contenido clínico preciso y actualizado. Disponible en iOS y Android, es el recurso perfecto para los profesionales de la salud.

Interacciones farmacológicas. Instrumento básico para los profesionales sanitarios, permite la búsqueda de interacciones entre principios activos. Disponible en iOS y Android, es una herramienta básica en la práctica clínica real.

 

  1. SMS

“Un SMS tiene un índice de apertura del 90% frente al 20% que tienen los emails” según datos de Esendex, expertos en campañas de marketing vía mensajes de texto. Veamos ahora algunos ejemplos de éxito mHealth vía sms.

Gestión clínica. Sistema de comunicación mediante sms en centros de salud, hospitales, consultas o clínicas que permite mantener la organización interna y también de los pacientes/clientes. Ejemplo de ello son los servicios que ofrece Instasent, que van desde la gestión de citas y recordatorios de tomas, hasta avisos de recogida de pruebas y comunicación directa paciente/doctor.

Adherencia al tratamiento. Es el caso de un estudio de BMS para promover el abandono del hábito de fumar en una población de infectados por el VIH en Texas, EE.UU. o el uso de SMS como estrategias de promoción de la actividad física o de protección de sobreexposición al sol. Es especialmente significativa la utilización de los teléfonos móviles como herramientas eficaces para mejorar la evolución de los pacientes en entornos con recursos limitados.

Control de alergias. El Portal Salud de la Comunidad de Madrid ofrece valores de polen de muestras recogidas el día anterior. Además ofrece el envío, a través de mensajes de móvil, de alertas cuando se observan niveles altos o muy altos.

 

  1. Telemedicina

La prestación de servicios médicos a distancia puede hacerse a través de múltiples dispositivos. El teléfono móvil ya se está utilizando en varios proyectos, tanto con simples llamadas como con vídeos a través del smartphone y el ordenador.

Videollamadas. Teleictus es un proyecto español que ya funciona en Baleares, Cataluña y Valencia, que contribuye a una valoración precoz y cubre la falta de expertos en ictus en áreas geográficas menos dotadas de neurólogos.

Teleconsultas. El Servicio Extremeño de Salud, cuenta con más de 47 centros con este servicio de consultas médicas remotas en todo tipo de disciplinas médicas. Desde 2003 se desarrolla este servicio de telemedicina en hospitales, centros de salud, centros sociosanitarios, penitenciarios y tutela de menores.

 

  1. Medical devices

De entre todas las posibles definiciones,  nos gusta esta “hardware especialmente diseñado para tomar mediciones de variables medicas, y hacer monitoreo remoto de pacientes”. Aunque hay muchas posibilidades de seguimiento de patologías con dispositivos, si nos centramos en el caso de los móviles nos gustaría destacar un par de ejemplos.

Diabetes. Abbott Diagnostics ha sacado el complemento ideal para su medidor flash de glucosa, una app que permite leer el sensor y mantener un control permanente. Por el momento solo está disponible en Android, pero los usuarios de iOs pueden utilizar el lector tradicional.

Ritmo cardiaco. El Apple Watch lleva un sensor integrado que mide tus pulsaciones varias veces al día cuando no te mueves. Y puedes consultar los datos en la app Salud de tu iPhone para ver cómo has ido evolucionando.

 

Hemos repasado algunas de todas las posibilidades que nos brindan los teléfonos móviles para mejorar la salud mediante herramientas para la comunidad médica, sistemas de intercambio de información y aplicaciones para seguimiento de pacientes, que siguen demostrando las ventajas de poner la tecnología al servicio de la sanidad.

 

Entre las fuentes utilizadas para la realización de este artículo me gustaría destacar esta: http://saludmovil.net/que-es-mobile-health-mhealth-y-su-impacto-en-pharma

mHealth: la salud en el móvil

Hoy en día que hay más teléfonos móviles que personas en el mundo, el Mobile Health o mHealth va ganando posiciones y ya son muchos los actores del sector farmacéutico que apuestan por su desarrollo y evolución.

Como su propio nombre indica, el Mobile Health es la utilización de dispositivos móviles (smartphones, teléfonos, tabletas, etc.) en el sector de la salud en general incluyendo a todos los públicos incluidos: población general, paciente, familiar, profesional, institución sanitaria, laboratorio, fundación…

La adaptación de los dispositivos móviles al entorno de la salud se explica con unas pocas cifras: el 100% de los profesionales médicos tiene un móvil y la gran mayoría de sus pacientes también (el 96% de los españoles ya dispone de un teléfono móvil). Además, ya existen 13.000 apps de mhealth en los apps stores y unos 250 millones personas se bajaron una app de mobile health en 2012, según The Brookings Institute. Y el móvil como dispositivo personal, es una herramienta clave de información, soporte y seguimiento personalizado de tratamientos.

8 razones por las que mHealth debería importarle a la industria farmacéutica

La empresa especializada en investigación móvil Research2guidance ha publicado un exhaustivo informe sobre Mobile Health que recoge ocho razones por las cuales la industria farmacéutica debería interesarse aún más por su expansión en dispositivos móviles.

  1. Alcance potencial. Como ya hemos visto, el mercado de smartphones sigue en auge y hoy en día la pantalla del móvil ya es la tercera pantalla que más miran los clientes y pacientes, después de la televisión y el ordenador. Además, la mayoría de los usuarios de smartphones están en países desarrollados, que tienen un gasto sanitario privado por encima de la media
  2. Diferenciación. El potencial de las apps para apoyar la adherencia del paciente al tratamiento y su cumplimiento hace de ellas el complemento ideal para los productos farmacéuticos. Recordatorios de tomas, glucómetros y diarios de alimentos son soluciones que han demostrado ser eficientes en el apoyo al tratamiento. Las compañías farmacéuticas que creen aplicaciones que ayuden al tratamiento no sólo estarán prestando un servicio extra, sino que también estarán contribuyendo a diferenciar sus productos de los de la competencia.
  3. Mejorar los resultados de los pacientes que toman fármacos de la compañía. Es un hecho reconocido que el éxito del tratamiento depende de su correcto cumplimiento. La oportunidad para los fabricantes reside en apoyar a los pacientes con apps que les ayuden a lograr el seguimiento de la pauta, y así conseguir optimizar los resultados de paciente y del fármaco.
  4. Marketing actualizado. Los profesionales de la salud ya a día de hoy están utilizando los smartphones y tablets para acceder a información relacionada con la salud. La mayoría de las principales referencias médicas están disponibles a través de las tiendas de aplicaciones y de programas de Continuing Medical Education disponibles en las stores, pero son apps muy caras. Por todo esto, parece que no tiene mucho sentido que las farmacéuticas sigan invirtiendo en materiales impresos y programas de CME en vez de en apps.
  5. Aprender cómo los pacientes utilizan sus medicamentos. Las aplicaciones móviles ofrecen un canal de comunicación directo entre el fabricante de un producto farmacéutico y el paciente. Los pacientes que utilizan una aplicación “dicen” cuándo y cómo utilizan sus medicamentos. Además pueden dar su opinión sobre el impacto del fármaco e incluso sobre su satisfacción con el producto. Las apps proporcionan a los laboratorios información directa que puede ayudar a comprender los hábitos de uso de sus pacientes.
  6. Ahorro de costes. Algunos ejemplos del ahorro que pueden suponer determinadas apps para la industria serían: aplicaciones para el intercambio de resultados de ensayos clínicos, aplicaciones para la red de ventas que incluyan GPS o información útil para revisar y hacer más eficiente la visita.
  7. Mejorar la relación con los médicos. Los móviles son una de las pocas cosas que los médicos llevan siempre consigo. Estar tan próximos al profesional sanitario y de manera permanente abre nuevas posibilidades para interactuar con ellos. De hecho, ya existen apps que permiten la comunicación entre las farmacéuticas y los doctores, así como múltiples casos en los que los profesionales ayudan con su feedback a mejorar determinadas aplicaciones. Si bien es cierto que la visita médica es una parte esencial, aunque muy costosa, del marketing farmacéutico, la oportunidad de conectar directamente con los profesionales mediante aplicaciones útiles puede ser un buen camino para crear nuevas relaciones con los prescriptores.
  8. Aumento de los ingresos. Aunque no sea obvio inmediatamente, con el precio mHealth rondando entre los 5$ y los 10$, se consigue la posibilidad de publicar aplicaciones que permiten el reabastecimiento de la medicación basándose en el consumo de un paciente, por ejemplo. Algunas soluciones de Mobile Health como las apps de seguimiento de pacientes, pueden convertirse en el negocio del futuro, vendiendo suscripciones mensuales de 10$ o 20$.

Las razones para apostar por la mHealth son muchas y muy variadas y la industria está cada vez más concienciada en los beneficios que los dispositivos móviles tiene para ellos, para sus clientes (los profesionales) y para los pacientes.

Fuentes:

http://mobilemarketingwatch.com/8-reasons-why-mhealth-smartphones-apps-matter-to-the-pharmaceutical-industry-11915/

http://saludmovil.net/que-es-mobile-health-mhealth-y-su-impacto-en-pharma

http://slashmobility.com/blog/2015/09/infografia-la-salud-ya-es-mobile/